Cuidado de las Joyas

Cuidado de las Joyas

Siempre que compramos una joya EL GRAN TEMOR que tenemos es que esta sea de mala calidad, pierda su colorido original, y se vuelva negra con el tiempo. En este artículo aprenderás que en realidad esto no tiene que ver tanto con la calidad de la joya (a no ser que sea realmente mala y, simplemente, la plata no sea plata), y si con el cuidado que le demos. Además, comprobarás que todo TIENE SOLUCIÓN y hay formas de recuperar tu joya al estado inicial.
 
Pero comencemos por el principio.

Conservación

Para evitar que las joyas se rayen, se recomienda guardarlas en su estuche evitando que entren en contacto con otras joyas.
Mantenga sus joyas alejadas de productos químicos que pueden dañarlas. Los cosméticos, lacas, perfumes y colonias pueden deteriorar sus joyas, especialmente las perlas cultivadas y corales, ambos de origen orgánico.

Oxidación

La plata puede oxidarse en contacto con el aire y esta reacción puede acentuarse por la acción del Ph de la piel. Como consecuencia, la plata adopta un tono amarillento ennegrecido, pero como detallaremos más adelante hay formas de limpiar las joyas para retrasar este efecto e incluso técnicas para conseguir de corregirlo una vez se haya producido.
Hay que decir que en muchos casos el mismo uso diario de las joyas evita que se ennegrezcan. En aquellas joyas que no te quitas nunca la limpieza de la joya es automática con la higiene personal diaria.
De todos modos siempre recordad que la Plata que se vuelve negra no está estropeada, es un metal precioso que siempre vuelve a su estado original con el tratamiento adecuado.

 

Cómo conseguir retrasar los efectos de la Oxidación

Lo habitual es que por las mañanas nos lavemos y pongamos cremas, maquillaje, perfume… y después nuestras joyas. Todos esos agentes externos que ponemos en nuestra piel, sumados a los posibles contactos con agentes corrosivos, como detergentes, lavaplatos, lejía, determinados alimentos con azufre, ácidos ó salados, por ejemplo, sal de mesa, huevos, algunas frutas, cebollas, mayonesa y vinagre … pueden hacer que nuestra joya pierda su color, e incluso se oscurezca.
 

Para evitarlo se pueden tomar las siguientes medidas al finalizar el día:

  • Limpiar la joya apenas la dejes de usar en agua tibia (no caliente) con un detergente suave sin fosfatos. Enjuágala bien pero no se te ocurra dejarla remojando en agua de platos que podrían contener restos de alimentos.
  • Lava cada joya por separado y sin guantes. Los fregaderos y utensilios de metal podrían rayarlas, y recuerda que la goma de los guantes corroe la plata.
  • Asegúrate de que cada pieza esté completamente seca antes de guardarla.
  • Guarda tu joya correctamente en un compartimiento separado del resto de tus joyas. Nunca guardes las joyas de plata en algún lugar donde pueda estar en contacto con goma, acero inoxidable ni pintura.

Además de estos cuidados, si sabes de antemano que tu joya va a estar muy expuesta pero no quieres renunciar a ella, si prefieres prevenir a curar, existe un truco muy sencillo y práctico para alargar la duración de la bisutería sin que apenas se noten cambios ni se oxide. Aplica una laca de uñas para dar brillo, las que son trasparentes, sobre la bisutería. De esta manera se protege de los agentes externos prolongando su duración.

 

Recuperación de las piezas cuando ya se han ennegrecido

Como hemos comentado ya la Plata que se vuelve negra no está estropeada, es un metal precioso que siempre vuelve a su estado original con el tratamiento adecuado. Por lo tanto, siempre podemos limpiarla:

  • Lo más ecológico… Bicarbonato: Con un paño suave humedecido y un poco de bicarbonato frotamos suavemente toda la superficie. Después aclaramos y secamos muy bien con un trapo limpio.
  • Lo más Casero… Con Pasta de Dientes o sumergiéndolo en un refresco de Cola.
  • Cuando la mancha no tiene solución… aplicar un esmalte de uñas con un color similar y después una capa de barniz incoloro.
  • Para metales, maderas, perlas y plásticos… Aspirinas efervescentes: Introduce las piezas en un vaso con agua y añade dos aspirinas efervescentes. Una vez que se han disuelto por completo deja las piezas de cinco a diez minutos. Después, seca las piezas con un trapo limpio y dale brillo.
  • Cuando no está oxidada pero si ha perdido brillo… Desmaquillante para ojos: Aplícalo con algodón, frota toda la pieza y así la bisutería de fantasía volverá a recuperar todo su brillo.

 

Cuidados de Verano

En verano las joyas sufren especialmente, aunque claro, también lucen especialmente porque pasamos más tiempo en la calle y luciendo el tipo en la playa. Nunca hay que renunciar a las joyas!! Sólo tomar unas pequeñas precauciones:

  • Evita bañarte con las joyas puestas en playa ó Piscina. El cloro de la piscina. El exceso de sal del mar, o la arena de la playa pueden dañar o rallar tus joyas.
  • No te pongas crema del sol, aceites ni hidratantes con ellas puestas. Mejor espera unos minutos a que se seque un poco.
  • Si te vas de excursión ó tienes una jornada larga de calor y sudor, es mejor que dejes tus joyas en casa y te las pongas cuando llegues. El sudor de nuestra piel afecta negativamente a las joyas de Plata
  • En el spa ó balneario, nada de joyas. Los componentes del agua preparada son perjudiciales, y además la fuerza del agua puede hacer que perdamos nuestra joya sin darnos cuenta.

 
paisaje-1